¡Disfruta de las mejores posiciones para aplicarlas con tu pareja hoy mismo!

Una vez que hayas completado un asombroso giro de 360 grados, tú y tu chico os sentiréis como dinamos sexuales, y puede que queráis seguir girando.
La postura ya es un pequeño reto deportivo: ¡te garantizamos que te entrenarás! Para los exploradores, esta posición sexual es particularmente recomendada. Déjate llevar por tu pareja: el hombre domina.
La mujer se apoya de costado sobre los antebrazos y sobre las rodillas. El hombre de rodillas, coge a su pareja por la pelvis y se pone a horcajadas, llevando el movimiento.
¡Prueba esta postura para practicar sexo anal! El ideal para penes grandes. La postura ya es un pequeño reto deportivo: ¡te garantizamos que te entrenarás! Para los exploradores, esta posición sexual es particularmente recomendada.
La mujer se tumba sobre el hombre, abriendo las piernas para facilitar la penetración. Se acerca bien a él, para que los cuerpos se superpongan perfectamente.
¡Mujer encima! Aquí, la mujer tiene a su pareja firmemente bajo control Una postura que da paso a la ternura y las caricias… Una postura sexual increíble para pene pequeño. Orgasmo garantizado. En esta posición sexual, el clítoris se estimula muy fuerte. Lo mejor para despertar el punto G.¡Prueba esta postura para practicar sexo anal! El ideal para penes grandes. La postura ya es un pequeño reto deportivo: ¡te garantizamos que te entrenarás! Para los exploradores, esta posición sexual es particularmente recomendada.
La posición de vuelta a casa resultará mucho más cómoda si la mujer se coloca un almohadón en la parte inferior de la espalda, así podrá efectuar movimientos ondulatorios con la pelvis. Por otra parte, este movimiento tiene una cualidad añadida, ya que resultará benéfico para su sistema digestivo.
¡Prueba esta postura para practicar sexo anal! La postura ya es un pequeño reto deportivo: ¡te garantizamos que te entrenarás! Una postura sexual increíble para pene pequeño. Orgasmo garantizado.
Déjate llevar por tu pareja: el hombre domina. Lo mejor para despertar el punto G.
Arrodíllate frente a tu pareja en la parte baja de la escalera. Ambos debéis colocaros de frente a la escalera, con vuestros cuerpos muy unidos.
Mientras te vas levantando ligeramente, agárrate a la barandilla (o a los propios escalones) y pídele a tu chico que se agarre a tus caderas y te penetre desde atrás.
Túmbate boca abajo en la cama y a continuación deja que la parte superior de tu cuerpo cuelgue a un lado de la cama, utilizando las palmas de las manos para aguantar tu peso. Tu chico se colocará detrás de ti y te penetrará colocando sus piernas entra las tuyas.
Él puede agarrarse a tus caderas para permitirle mantener su cabeza y hombros erguidos en lugar de apoyarse en tu espalda. Vuestros cuerpos formarán dos Y entrelazadas.
Las rodillas en el borde de una silla y los brazos cruzados apoyados en el respaldo, dando así la mujer la espalda a su pareja. El hombre la atrae contra él, metiendo las manos entre las piernas de ella, que tiene las piernas ligeramente separadas, para acariciarle el clítoris y penetrarla seguidamente.

Se produce una penetración profunda, y una buena estimulación de la vagina y del punto G. Así mismo, el hombre puede acariciar durante la penetración el pecho de su pareja. La postura del ventilador permite tanto el coito anal como vaginal.
Haz que tu chico se siente en la cama con sus piernas extendidas hacia delante. Súbete encima a horcajadas e introduce su pene en tu vagina.
 
Una vez que estéis cómodos, arquéate hacia atrás, pero ten cuidado de no dejar en tensión la parte baja de la espalda. Coloca tu cabeza entre sus piernas y estiras los brazos hacia atrás para agarrarte a sus talones. Ahora es cuando el comienza a moverse hacia delante y hacia atrás y comienza la diversión.
El hombre se sienta en una silla. Ella se monta a horcajadas echando su cuerpo hacia atrás, con la cabeza reposando sobre un almohadón.
El hombre la penetra haciendo un movimiento de vaivén y acariciándole los senos. La postura de la sirena voladora es bastante acrobática y exige una cierta agilidad.

10- LA AMAZONA

El hombre se encuentra cómodamente sentado sobre una silla. La mujer se monta a horcajadas sobre él.
Mientras que ella hace movimientos de vaivén, él le mordisquea los senos y guía los movimientos con sus manos. Esta posición es original y estimulante.

11- CANDELABRO ITALIANO

En la postura del candelabro, la mujer está tumbada sobre la espalda, se recomienda enormemente usar un cojín o almohada en cuello y cabeza para sentirse más cómoda, la pelvis elevada sobre un almohadón situado al borde de la cama.
El hombre se encuentra arrodillado en la cama y levanta su pelvis con suavidad. Ella eleva sus nalgas ofreciéndose así al hombre que la penetra acariciándole delicadamente las nalgas y la zona interna del muslo: una zona muy erógena.

12- LA ESTRELLA

En la posición del barco de vela el hombre se arrodilla al borde de la cama y se acerca hacia la mujer que se encuentra tumbada de espaldas. Él eleva ligeramente las piernas de ella, manteniéndola por los tobillos y realizando un movimiento de vaivén.

Pídele a tu chico que se tumbe boca arriba y suba las rodillas hacia el pecho. Siéntate encima, de espaldas, de manera que sus pies te sirvan de respaldo. Para una estimulación más intensa, cogeos de las muñecas para sujetaros y tener mayor estabilidad. Esta postura es original y divertida, y las sensaciones que produce son increíbles.

Al inclinar la pelvis hacia atrás, la mujer contrae el perineo mientras inhala; luego exhala, relaja sus músculos y se inclina hacia delante. La vagina se aprieta alrededor del pene, lo que permite aumentar las sensaciones. Perfecto para los entusiastas del yoga, la posición flor de loto lleva a los dos amantes a sincronizar sus respiraciones y sus movimientos para convertirse realmente en uno.

Pídele a tu chico que se tumbe boca arriba y suba las rodillas hacia el pecho. Siéntate encima, de espaldas, de manera que sus pies te sirvan de respaldo. Para una estimulación más intensa, cogeos de las muñecas para sujetaros y tener mayor estabilidad. Esta postura es original y divertida, y las sensaciones que produce son increíbles.

Pídele a tu chico que se tumbe boca arriba y suba las rodillas hacia el pecho. Siéntate encima, de espaldas, de manera que sus pies te sirvan de respaldo. Para una estimulación más intensa, cogeos de las muñecas para sujetaros y tener mayor estabilidad. Esta postura es original y divertida, y las sensaciones que produce son increíbles.

Al inclinar la pelvis hacia atrás, la mujer contrae el perineo mientras inhala; luego exhala, relaja sus músculos y se inclina hacia delante. La vagina se aprieta alrededor del pene, lo que permite aumentar las sensaciones. Perfecto para los entusiastas del yoga, la posición flor de loto lleva a los dos amantes a sincronizar sus respiraciones y sus movimientos para convertirse realmente en uno.

Pídele a tu chico que se tumbe boca arriba y suba las rodillas hacia el pecho. Siéntate encima, de espaldas, de manera que sus pies te sirvan de respaldo. Para una estimulación más intensa, cogeos de las muñecas para sujetaros y tener mayor estabilidad. Esta postura es original y divertida, y las sensaciones que produce son increíbles.

En esta postura lo más importante es el control, así que asúmelo desde el primer momento y haz que tu chico se tumbe boca arriba en la cama. Date la vuelta y súbete encima a horcajadas y deja que te penetre.
Extiende tus piernas hacia atrás y colócalas sobre sus hombros, relajando el torso sobre la cama entre sus piernas. Con tus piernas y las de tu chico formando una X, empieza a deslizarte arriba y abajo. Utiliza sus piernas para ayudarte a impulsarte.
¡Mujer encima! Aquí, la mujer tiene a su pareja firmemente bajo control Una postura sexual increíble para pene pequeño.
En la postura de la galleta de la pasión, los dos amantes se arrodillan uno frente al otro. Entonces levantan una pierna, apoyando el pie en el suelo. Se acercan y él la penetra. Los dos se mecen suavemente hacia adelante y hacia atrás. La galleta de la pasión es una posición simple y muy íntima, en la que ambos amantes pueden mirarse a los ojos, besarse y acariciarse.

Para añadir un toque romántico a esta postura que es muy sensual, puedes decorar tu habitación con velas y poner música dulce para calentar el ambiente. ¡Y no olvides la botella de champán en el frigorífico!
Te sugerimos la posición de la siesta como etapa de descanso durante vuestros intercambios apasionados. Permite múltiples caricias y resultará muy agradable al no tener que hacer nada más que miraros.
De esta manera la presión disminuirá antes de volver a dar rienda suelta a vuestra imaginación amorosa.
¡Prueba esta postura para practicar sexo anal! El ideal para PENES GRANDES, orgasmo garantizado. Déjate llevar por tu pareja: el hombre domina. En esta posición sexual, el clítoris se estimula muy fuerte. Una postura perfecta para la mujer embarazada
La mujer da la espalda a su compañero y se arrodilla como muestra la imagen. El hombre la sujeta por las nalgas, modulando la amplitud del vaivén.
La posición del Escandinavo permite que la mujer pueda acariciar el sexo de su compañero, ofreciéndole la estimulante visión de sus nalgas.
¡Mujer encima! Aquí, la mujer tiene a su pareja firmemente bajo control ¡Prueba esta postura para practicar sexo anal! Una postura sexual increíble para pene pequeño. En esta posición sexual, el clítoris se estimula muy fuerte. Una postura perfecta para la mujer embarazada Lo mejor para despertar el punto G.
El hombre está sentado en el borde de la cama, los pies en el suelo. La espalda de la mujer apoyada en su pecho, los pies sobre la cama con las rodillas flexionadas.
Ella provoca un movimiento de vaivén apoyándose en manos y pies. El hombre puede acompañar el movimiento levantando con las manos el trasero de ella. Puede así mismo acariciar el pecho y el clítoris de su pareja. Con esta postura la penetración es muy profunda.
¡Mujer encima! Aquí, la mujer tiene a su pareja firmemente bajo control La postura ya es un pequeño reto deportivo: ¡te garantizamos que te entrenarás! En esta posición sexual, el clítoris se estimula muy fuerte. ¡Sal de la cama y empieza una gira de descubrimientos salvajes! Lo mejor para despertar el punto G.
En la postura de la Dulzura oriental la mujer se encuentra tumbada, con las piernas ligeramente abiertas y las rodillas dobladas. El hombre se desliza entre sus muslos, elevándola suavemente por la pelvis para penetrarla.
Al mismo tiempo alza el vientre de la mujer hasta su boca, para besarla dulcemente. Ella permanece pasiva. Esta postura es, en general, muy apreciada por las chicas.
¿Por qué no te dejes tentar por el bondage? ¡Prueba esta postura para practicar sexo anal! Una postura que da paso a la ternura y las caricias… Orgasmo garantizado. Dejate llevar por tu pareja: el hombre domina. En esta posición sexual, el clítoris se estimula muy fuerte. Lo mejor para despertar el punto G.
Iniciar Chat Aquí
1
¿Quieres chatear con un Asesor?
Hola SEXpert@ ????
¿En que podemos ayudarte?